jueves, 19 de julio de 2007 | |


En fin, ésta sí es Taxco; hace unos días escasos, para ser precisos, tuve que hacer un viaje relampago, de ida y vuielta. Una lástima, la verdad, porque me sigue pareciendo una ciudad encantadora, en las debes perderte por sus callejuelas empedradas, hasta llegar a su zócalo, dominado por Santa Prisca.
Tal vez sea el hecho de que tenía varios años sin ir, lo que dejo en mí un aire leve de nostalegia, que se apoderó de mí, y me empujo a escribir sobre ella, tomarle fotos y recorrdar buenos y malos momentos vividos en esa ciudad.

1 comentarios:

Karla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.