Ciudad imposible

miércoles, 8 de octubre de 2008 | |

Esta ciudad no esta hecha para los peatones. Hay que atravesar por montañas de basura, esquivar cientos de mojones de perros, saltar en pruebas de campeonato para evitar baches, topes, y correr para salvar la vida de los automovilistas, quienes enceguecidos por sus instintos homicidas han decidido que tanto peatones como ciclistas somos sus enémigos naturales, y lo único que merecen es morir bajo las ruedas de sus máquinas de guerra.

Una ciudad imposible de caminar: Sí no es el agua, es el sol Sí no es la delincuencia organizada, es la policía desorgnizada. Sí no es a locura, es la muerte atravesada en la mirada fría de un niño de la calle, atrapado en su botella de "activo".

Muerte, suciedad, contaminación, ambulantes, policías, manifestaciones, peseros, microbuses, taxis, bicicletas, motos y alguna que otra vaca, surgida de quién sabe dónde son los obstáculos diarios que cualquier peatón distraído tiene que sortear, jugándose la vida, todos los días.

Ciudad imposible.

A veces no entiendo que es lo que seguimos haciendo en esta ciudad. ¿Alguién lo sabe?
Tal vez es que somos unos depredadores. No lo sé. Nos gusta la adrenalina, los deportes extremos, el peligro. Digo, eso podría ser una razón para vivir colgados de los microbuses, apretados en el metro, corriendo en las aceras llenas de obstáculos.

2 comentarios:

Larisa Escobedo dijo...

y ademas nos reproducimos!

javier moro dijo...

Así es querida Larrisa, parecemos conejos ( por no decir ratas). En fin, quién sabe adonde vamos.

Un abrazo