La fotografía en los movimientos sociales

miércoles, 29 de octubre de 2008 | |

En el marco de la exposición Herejías de Pedro Meyer, en el Centro de la imagen, exposición por cierto conmemorativa de la obra de uno de los fotografos más importantes de finales del siglo XX y principios de, esta cada vez más viejo, siglo XXI, tuve la oportunidad de asistir anoche a la conferencia titulada "La Fotografía en los movimientos sociales: De la Comuna de París a los globalifóbicos" presentada por Rogelio Villareal, en donde se analizó la función y la presencia de la fotografía dentro de los movimientos sociales más importantes del siglo pásado, y la presencia del maestro Meyer en el movimiento estudiantil en México.

La disgresión presentada por Rogelio recorrió buena parte de esos movimientos, y nos dejó claro a todos los asistentes, que la fotografía, lejos de ser ese arte objetivo y alejado de los posicionamientos ideológicos, ha cumplido una función propagandística, claramente enmarcada en las trincheras ideológicas de sus principales actores.

Una muy buena conversación, que además estuvo enmarcada por la mencionada exposición Herejías de Meyer, una muetsra retrsopectiva de un "hereje" precisamente de la fotografía, quién al ser uno de los primeros fotografos en experimentar con la tecnología digital, daría un salto cuantitativo, demostrando así lo que Rogelio presentó en su exposición de anoche: la facilidad con la que el documento puede ser manipulado, cambiando su objetividad por un trasfondo ideológico.

Sin embargo la visión de Meyer, lejos de ser un intento de manipular ideológicamente, sería la intención de manipular el registro para crear algo nuevo, un discurso diferente y novedoso.

No me queda más que invitarlos a que vayan a la exposición que es realmente una delicia, y que vayan este 11 de Noviembre a la presentación del libro Herejías del maestro Meyer,´precisamente ahí en el Centro de la Imagen

2 comentarios:

Rowena Bali dijo...

Híjole, mi querido Javier. Deberías ir a la exposición de Pedro Meyer en el centro de Tlaxcala (es probablemente una exposición itinerante): yo salí asqueada, indignada, decepcionada.

javier moro dijo...

Gracias Rowena, no la conozco, pero me gustaría verla. tal vez (seguramente) me pasé exactamente lo mismo.

Abrazo